Buena gente

lunes, 27 de marzo de 2017

Una tierra mítica. A mi buen amigo y gran naturalista; Carlos Rossi Cabrera



Hola a tod@s.
Cae la tarde en el Parque Natural de las sierras de Cazorla, Segura y las Villas. El viento marceño, mece la copa de los enormes pinos laricios, verdaderos centinelas arboreos de todo el parque. Las hermosas luces del ocaso, se proyectan sobre el gran farallón rocoso de Banderillas, montaña emblemática de este espacio natural. En sus cresterías aun perdura la nieve y sobre su inmensa pared pétrea, resuena la voz del Águila Real y el armonioso coro de las chovas piquirrojas. La luz del atardecer comienza a desvanecerse y los últimos rayos del sol, iluminan el rostro de una vieja Cabra Montes, que sobre unas peñas donde no hace mucho retumbaban los testarazos de los grandes machos, se deleita con el vuelo del mítico Quebrantahuesos. Mas abajo, en el valle, la neblina comienza a envolver al pantano del tranco. Si uno se detiene allí unos instantes a escuchar el silencio, con paciencia oirá el eco de antiguas luchas en sus arenas. Antaño escenario de grandes batallas durante la berrea, uno puede sentir en aquel lugar el espíritu del mismísimo Félix, que tantas jornadas dedicó a disfrutar de los grandes combates de los venados en aquel mágico sitio. Todo un placer para mi, el haber puesto la planta en uno de esos lugares donde siempre quise ir desde que era un niño. Sentir su energía, maravillarse con su fauna y con sus hermosísimos paisajes ha sido toda una experiencia. Una maravilla natural que he podido disfrutar de la mano de mi buen amigo Carlos Rossi Cabrera, verdadero discípulo, si se me permite la licencia, del gran Jose Antonio Valverde. Aprender de tu sabiduría ha sido fantástico. Mil gracias de nuevo Charly, no lo olvidaré jamás.
Buena semana a tod@s.
Saludos y que la naturaleza os guíe.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...