Buena gente

viernes, 19 de septiembre de 2014

Extremobuitres


Hola a tod@s.

Ya estoy de vuelta de las vacaciones y sin duda vengo con renovadas ilusiones y con muchísimas ganas de mostraros cosas de mi modesto trabajo.
Estos días han sido muy intensos para mi, tanto en el terreno de lo fotográfico como en el terreno de lo personal. Unos días en los que he podido disfrutar de aquello que más me gusta que es la naturaleza y su fotografía, así como de mi familia y de mis amigos.

A principios de septiembre viaje de nuevo a tierras burgalesas como ya lo hice hace dos años en busca de mi querido amigo Lolo Mata. Allí además de poder disfrutar de unas jornadas buitreras increíbles, también pude disfrutar de la amistad de los hermanos Yáñez, Isra y Darío y de Angelillo Velasco otro buen amigo de la tierra. Tuve la fortuna de conocer la montaña central leonesa de la mano del gran fotógrafo y mejor persona Javier Valladares, e incluso disfrute los últimos días de mi estancia en Quintanilla con la visita de mi paisano y gran amigo Javier Conejero. En fin muchas cosas que pasaré a contaros en futuros post, ya que el tema que me trae hoy hasta vosotros es diferente en parte.Y digo en parte, por que aunque también va de buitres la historia, son unos buitres a los cuales les tengo un cariño especial.

Como ya sabéis he tenido la oportunidad de poder asistir y fotografiar ya varias carroñadas, sobre todo de la mano de mi amigo Lolo, y aunque las he disfrutado sobremanera, nada es comparable a la sensación que se tiene cuando al bicho que tienes delante lo has hecho bajar tu con tus propios medios. Y de hay el titulo de la entrada de hoy;"Extremobuitres" y es que así es, son buitres extremeños, buitres pacenses, buitres que viven a unos 25 Kilómetros de mi casa, en los impresionantes cortados rocosos de los riscos de Valvellido y que jamás había tenido la ocasión de fotografiarlos de esta manera.

Todo debido al esfuerzo y al trabajo y al creer en un  proyecto. De esta manera, con el esfuerzo y la constancia logró tener éxito una de nuestras carroñadas y los buitres bajaron. La sensación de tenerlos allí tan cerca para mi fue algo muy especial. Y no como digo, por el hecho de fotografiarlos con esa aproximación, si no por que por primera vez no eran buitres burgaleses, a los que ya había fotografiado en varias ocasiones, sino buitres extremeños y buitres que insisto, habían bajado gracias a nuestro esfuerzo y dedicación. Lo demás sale solo, encuadrar y apretar el disparador hasta que las tarjetas aguanten, y disfrutar, ante todo disfrutar de estas portentosas aves, de la fortuna de poderlas ver y fotografiar a esa distancia, algo que de verdad me sigue poniendo la piel de gallina por muchas veces que lo haga. y es que el poder ser testigo de excepción de una de estas carroñadas es algo que jamás se olvida.

Gracias a mis compañeros por su colabaración y sobre todo lanzar desde mi humilde blog un grito de admiración ante unas portentosas aves que se han convertido en la policía sanitaria de nuestros montes y que cumplen un papel importantísimo dentro de los ecosistemas de los que forman parte.

¡¡¡¡VIVAN LOS BUITRES EXTREMEÑOS!!! 





































32 comentarios:

  1. Hola Jerónimo.
    Preciosa luz de esta serie.
    Buen trabajo.
    Un saludo desde Doña Mencía, en la subbética cordobesa.

    ResponderEliminar
  2. Gracias José Manuel. Un fuerte abrazo desde mi terruño.

    ResponderEliminar
  3. Vivannn!!!.. jeje.. Excelente imágenes Jero.. Qué bonitos plumajes.. Son impresionantes.. Enhorabuena.. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hola amigo Jero,joe con que fuerza llegas y que fotones de buitres,todo un lujo amigo,esas luces y esos posaderos dan mas fuerza a las fotos,sin palabras.Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo mío. Llego con fuerza e ilusión espero no defraudaría. Mucha fuerza también para ti que ahora comienza el mal tiempo.

      Eliminar
  5. Para no creérselo: vuelvo y me encuentro esto... Precisamente mis admirados buitres. Gracias, gracias, gracias... Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegra sobremanera que tu vuelta haya sido así, feliz. Un beso Salomé

      Eliminar
  6. Espectaculares fotografías. De las que tardas en quitar de la retina!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rocío, a ver si con la próxima entrada te hago olvidar esta. Jajaja
      Un saludo

      Eliminar
  7. ¡ Preciosas, preciosas y ole ! Besos y Viva.

    ResponderEliminar
  8. Impresionantes!!!me encantaron Jero! todas y cada una de ellas geniales
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marcos me alegra que te guste. Un saludo amigo

      Eliminar
  9. Peaso galería, lo que más me gusta es la satisfacción que transmites al ver los resultados de un trabajo bien hecho, eso no tiene precio.
    ¡Un abraso de linse!

    ResponderEliminar
  10. Hola Jero,

    otro trabajo gratamente recompensado con creces, hacer bajar por tus propios medios al pájaro que quieres es lo más. Enhorabuena una vez más, seguimos aprendiendo, no pares nunca.

    Salu2 maestro!

    ResponderEliminar
  11. Una luz buenísima en todas ellas. Son una pasada esos eso buitres extremeños. Para mí que tienen un plumaje mas rico en colorido que los de por aquí. Incluso algunas plumas me recuerdan a las bellotas! Mi mas sincera enhorabuena. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Andoni. Pues si, cierto color abellotao si que tienen,jajaja
      Un abrazo

      Eliminar
  12. Muy grandes los modelos, y mas grande el fotógrafo, estupendas fotos Jero, un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Fotones Jero,estas ya las había visto algunas,pero me siguen encantando!!!!de verdad,el trabajo que realizas es brutal!!
    enhorabuena y un abrazo amigo!

    ResponderEliminar
  14. Muy buenas fotos Jero , y esa piedra posadero y el tronco perfecto , me gustan .
    Un abrazo .

    ResponderEliminar
  15. Excelentes, lo mejor de lo mejor. Saludos desde Cantabria.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...