Buena gente

martes, 3 de diciembre de 2013

La llamada del bosque



Hola a tod@s.

" El bosque auténtico son los árboles como Dios les puso; desordenadamente ordenados, mezclados con arbustos, rodeados de los cadáveres de los gigantes que abatió el rayo, dando sombra a su vez a los pequeños hijos de estos árboles que buscan la luz, y que quieren perpetuarse en esa unidad fantástica, maravillosa, que se llama el bosque de hoja caduca, el bosque caducifolio."

Así describía el doctor Félix Rodríguez de la Fuente uno de nuestros más hermosos bosques. Este fin de semana he tenido la suerte de poder disfrutar de esa maravilla natural que es el bosque caducifolio. Concretamente en la Sierra de Francia y las batuecas. No puede imaginarse mayor espectáculo, no puede imaginarse mayor belleza, no puede imaginarse mejor sitio para perderse y sentirse vivo.

Yo, que soy un hombre por motivos geográficos, mucho más acostumbrado a esa fantástica fronda verde que es el bosque y el matorral mediterraneo, no suelo tener la oportunidad de poder contemplar muy amenudo otro tipo de bosques, sin embargo he de decir que estos días he sentido su llamada. Mientras paseaba por uno de ellos concretamente por uno situado a la altura de la hermosa localidad de Mogarraz, que propiamente parece estar engullida por el propio bosque, no podía dejar de asombrarme con tan tremendo espectáculo. Mirase donde mirase la belleza era sublime. Inmersos en el otoño, el bosque lucía una gama de colores impresionante. Los ocres y los amarillos bañaban con sus cálidas tonalidades cada rincón de la espesura. Una fina niebla envolvía la tupida fronda, dándole un aspecto mágico. Desde la pequeña gota de agua, que brillaba  y se resbalaba por el musgo que arropaba el tronco de un viejo castaño, hasta el verdor intenso y casi jurásico de los helechos, o el frágil canto del petirrojo que resonaba por cada rincón de la hermosa vegetación que me rodeaba, todo parecía mágico de verdad. Todo parecía anclado en el tiempo. Solo las finas y frías gotas de lluvia que se clavaban en mi rostro como alfileres, parecían querer despertarme de tan asombroso sueño. 

Que hermoso es el bosque. Cuantas cosas nos regala el bosque. Desde su innata belleza, hasta el oxigeno que respiramos. Casa y protector de multitud de criaturas su importancia es vital. Que paz y que sosiego lo embargan a uno cuando se mete de lleno en las entrañas de uno de nuestros hermosos bosques cuando la estación otoñal los pinta de mil y un colores. Es algo sin parangón.

Y durante todo el recorrido, el agua. Siempre el agua, la sangre que aporta vida al bosque. Las hermosísimas y cantarinas gargantas, auténticas venas de la tierra, que llevan la vida por donde pasan.

Yo que no suelo prodigarme mucho en temas naturales que no tengan que ver con nuestra hermosa y variada fauna, me sentía en la obligación de devolverle algo al bosque. Sirva esta entrada como pequeño tributo a uno de nuestros ecosistemas más importantes. Sin bosques no hay animales, sin bosques no hay oxígeno, sin bosques no hay vida. Por ello insto desde aquí a que se respeten. No hay nada más hermoso para un amante de la naturaleza que el poder evadirse de todo lo naiz, paseando por cualquiera de los hermosos bosques que aún nos quedan en la península. Y ya se que aunque la famosa ardilla de Estragón, tendría hoy en día que tomar más de un transporte publico para viajar desde los Pirineos hasta Giblaltar, estamos en la sagrada obligación, de luchar por los pocos bosques sanos que aún hoy nos quedan. 






























Para terminar me gustaría poneros este vídeo que alguien hizo pidiendo ayuda para los bosques gallegos, en el que de nuevo el maestro Félix, nos describe un bosque como jamas he oído a nadie hacerlo. Saludos a todos y luchad por nuestros bosques que son síntesis pura de nuestra naturaleza más arraigada.

A la memoria de una persona muy especial, que se que desde algún lugar nos cuida y nos protege. Jamás te olvidaremos.


45 comentarios:

  1. Genial. Un texto que da gusto leer en cada una de tus entadas. Consigues emocionarme. Las fotos que decir..... Impresionantes esos colores. Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Genial. Un texto que da gusto leer en cada una de tus entadas. Consigues emocionarme. Las fotos que decir..... Impresionantes esos colores. Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Genial. Un texto que da gusto leer en cada una de tus entadas. Consigues emocionarme. Las fotos que decir..... Impresionantes esos colores. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras querido amigo. Un abrazo

      Eliminar
  4. Genial artículo amigo, les has sacado partido a las imágenes y muy buenas las del agua, limpia y cristalina que surca la Sierra de Francia... La zona se merecía vuestra visita Jero.

    un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Miguel, parte del resultado es culpa tuya. un abrazo y a ver si volvemos a vernos pronto.

      Eliminar
  5. Matices, colores, unas fotos maravillosas y una reflexión muy acertada amigo Jero.
    Me uno a tu dedicatoria.
    Besos para todos.
    Lolo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lolete. Siempre es un placer verte por aquí.
      Un abrazo querido amigo

      Eliminar
  6. Maravillosa serie. Para mí gusto la mejor es la que nos muestras en diagonales de colores. Comprendo tu entusiasmo por lo que has fotografiado y vivido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias compañero. Un honor tenerte por mi humilde sitio
      Saludos

      Eliminar
  7. Que entrada mas bonita y que decir de las fotos,son todo una maravilla.Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. preciosa entrada llena de color,me encanta!!!se la has dedicado al mejor!!!si estuviese aqui....
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Diego. No era para Felix la dedicatoria si no para una persona muy especial que nos dejo hace muy poco. Un saludo

      Eliminar
    2. Da igual,seguro era especial para ti.
      Saludos

      Eliminar
  9. Hola Jero,

    tenías razón, esta entrada me ha gustado mucho, por dos motivos en concreto.

    El primero es el objetivo informativo y concienciatorio de la entrada, sin el bosque, la vida desaparece. Parece que el ser humano hace caso omiso a todas las alertas que nos está mandando la madre Natura y sigue dañando su propio planeta. Cada especie, tanto de fauna como de flora, es indispensable para el resto de seres vivos y parece que sólo nos importa en beneficio económico.

    El segundo motivo es el propio bosque. Cada vez que me adentro en el monte siento felicidad. Se respira paz por cada metro cuadrado. Viene muy bien una visita al monte de vez en cuando para recargar pilas, perderte entre las encinas, seguir los rastros del jabalí, escuchar el canto de los pájaros... Es una sensación única y al alcance de cualquiera.

    Espero que poco a poco vayamos curando estas heridas. No creo que la ardilla de Félix consiga hacer ese recorrido otra vez, pero ojalá renazca el monte quemado o talado para que vuelva a acoger vida y también para que cualquier persona pueda "refugiarse" y aislarse de nuestra sociedad, dando un paseo por el bosque o por el monte ya que en algunos lugares, está desapareciendo este ecosistema tan importante para la vida y no existe esta oportunidad y lo más parecido es el parque de la ciudad...

    Un abrazo maestro.

    ResponderEliminar
  10. Maravillosos esos colores otoñales..

    ResponderEliminar
  11. Así es como se define un bosque, no con los supuestos "trabajos forestales".
    Se nota aquí un entusiasta del mundo natural, dedicando una entrada al entorno en sí entre las demás con sus habitantes. Quien vea una paleta de color viviente así, puede decir que ha conocido el arte visual en estado primigenio y genuino.
    ¡Un abrazo lincero!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias carlitos, unas palabras impresionantes las tuyas.
      Abrasos de linse amigo.

      Eliminar
  12. Hola Jero,impresionante entrada con un texto como siempre de lujo fotografias que no tienen palabras y el video que desconocia de este gran naturalista y amigo de todos lo que seguimos su ejemplo.Un fuerte abrazo compañero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias antonio, me alegra que te haya gustado.
      Un saludo y fuerza para continuar

      Eliminar
  13. Bosques, lo que se dice bosques, creo que ya no nos quedan por aquí. A lo sumo son plantaciones de árboles, o pequeñas masas forestales aisladas. Desde que el hombre empieza a intervenir en estos ecosistemas, se los carga. Los puede dejar mas bonitos, practicables y mejor o peor gestionados, pero para que vuelvan a ser lo que eran es necesario que pasen muchos, muchos años. Pero bueno, nos conformaremos con lo que hay, y a ver si podemos conservarlos para futuras generaciones. Me alegro que disfrutaras de esas sensaciones de intimidad que se producen entre los árboles salvajes. Y preciosas las fotos. Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Que bonito texto para unas fotos geniales. Tu blog excelente y con tu permiso me quedo por aquí.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana un placer tenerte por aquí y bienvenida seas.
      saludos

      Eliminar
  15. Qué maravilla de fotos, a mí me gustan sobre todo las del agua ...pero las del bosque no se quedan atrás. Qué colores! !!Como un amigo mío dice: ESPECTACULAR!!!
    Por último, me uno a lo último que has escrito en tu entrada de hoy. Un beso y mucha fuerza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amiga mia. Seguiremos hacia adelante. Con el apoyo de amigas como tu todo será más fácil.
      Un beso

      Eliminar
  16. Como has captado esos impresionantes colores otoñales...
    Me quedo sin palabras!
    Un cordial saludo,
    JR

    ResponderEliminar
  17. Como siempre la última yo!!...Maravillosa entrada Jero!!!! el texto nos lleva a ese bosque que cada uno guarda en su memoria, ese bosque que nos dejó sin palabras y solo queda sentirlo. Ojalá que todo el mundo te hiciera caso y se pararan a pensar lo importante que es para la supervivencia del planeta. Enhorabuena!!!!
    Saludos desde Madrid ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Marisa, sin duda el bosque encierra en cada uno de nosotros multitud de recuerdos.
      Un abrazo amiga mía.

      Eliminar
  18. Los bosques con esos colores y unos rayos de sol son preciosos en otoño .
    Bonitas fotos .
    Un abrazo .

    ResponderEliminar
  19. Me recuerdan tus fotos, los bosques de Connecticut donde viví un año, aquello es increíble, pero que estos tuyos no se quedan muy atrás.
    Por cierto, me presenté en el mirador del puerto que hay entre Cabeza del buey y Castuera, con una carta tuya de recomendación para ver las grullas y nanai, por aquel frío anochecer de sábado no paso nadie. Había bastante gente allí algo más abajo, en el mirador yo solo.
    La vista de las sierras al sur con Puerto Hurraco y sobre todo Monterrubio de la Serena enfrente, impresionantes. Yo ya iba tocado...con todo lo que se y estoy escribiendo sobre la guerra civil, el pasar por Cabeza del buey que entré a ver (era la cabecera militar del VIIº Cuerpo de ejército republicano) me emocionó mucho pues ¡he leído tanto sobre aquellos parajes! Mi padre estuvo al otro lado de esas sierras, en el otro bando, por los pueblos de Retamal de Llerena, Campillo de Llerena, río Zújar, Granja Torrehermosa, Peñarroya, etc, pero mi cariño y respeto y ganas de cocer de los dos bandos me apasiona. No ví grullas pero me hinché de recuerdos históricos.¡No todo son pájaros! ¿verdad?
    Saludos, amigo

    ResponderEliminar
  20. Magnificas fotos, Jerónimo!
    La 6 es perfecta, me gusta muchísimo!
    Enhorabuena, un saludillo!

    ResponderEliminar
  21. Hola Jero.. Qué imágenes mas maravillosas.. Qué colores.. Enhorabuena..

    ResponderEliminar
  22. SOLO ME PASO PARA DESEARTE FELIZ NAVIDAD, UN ABRAZO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igualmente amigo Paco, a disfrutar.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  23. Unas fotos fenomenales, parecen postales

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...