Buena gente

martes, 7 de agosto de 2012

Volando sobre la hierba



Hola a tod@s.

 Esta amaneciendo, el tránsito de la noche al día, da comienzo. Los primeros rayos de luz asoman timidamente tras la línea del horizonte y la heladora noche, toca ya a su fin. La escarcha que cubre la hierba crepita bajo el calor del abrazo del sol.
La vida empieza a vibrar a la vera de la laguna. Las geométricas bandadas de patos regresan a los tablazos de agua tras haber pasado la noche alimentándose tierra adentro. Las escuadras de las majestuosas grullas abandonan su dormidero en la laguna y despegan en dirección a sus comederos en la dehesa . Infinidad de limícolas recorren infatigablemente las embarradas orillas a la búsqueda de pequeños crustáceos, larvas y caracolillos que formarán parte de su dieta de hoy.

Por encima de los herbazales encharcados que circundan la laguna, una pequeña rapaz sobrevuela la hierba. Se deja mecer por el viento y se mueve a poca altura del suelo. Pasada tras pasada, escudriña cada metro de tierra, cada brizna de hierba, intentando localizar entre el pasto uno de los muchos micromamíferos o tal vez, una despistada avecilla, que en esta fría mañana del mes de febrero, le ha de servir de desayuno.

Al ser contemplado en la distancia, su morfología y su vuelo tienden a confundirlo con un aguilucho. Seguramente la incansable hembra de lagunero que cada día patrulla sobre las lagunas que conforman sus dominios.
Sin embargo, a medida que se va acercando comprobamos que se trata de otra de las bellas criaturas que forman parte de esa misteriosa y mágica familia de aves, que eligió la noche para vivir; las rapaces nocturnas.

De hábitos que coinciden frecuentemente, tanto con las horas matutinas como con las vespertinas, el Búho campestre, también conocido como Lechuza campestre, campea sobre uno de sus hábitats predilectos; las zonas encharcadas, los marjales, los tablazos de agua, nuestras lagunas someras que tanta vida albergan y que tenemos la obligación moral se salvaguardar a toda costa.

El Búho Campestre de hábitos parcialmente diurnos se encuentra entre los pájaros de la noche que llevan impresos en sus genes el instinto innato de la migración. Invernante común en la península Ibérica, donde incluso ha llegado ya a criar, regresa a nuestro país en el mes de septiembre y no nos abandonará hasta febrero o marzo en que vuelve a sus zonas de cría antes de que de comienzo el estío.

Otra bonita nocturna, que viene a engrosar nuestra ya de por si, rica familia de los pájaros de la noche y que forma parte importante de los ecosistemas en que habita, controlando las poblaciones de roedores y pequeñas avecillas de que se nutre y sirviendo, a su vez, de presa para infinidad de superpredadores que pueden incluirla entre sus preferencias alimentarias.

Otra joya más, sin duda, de la gran panoplia de especies orníticas que habitan, por fortuna, los campos de iberia.

Quisiera dedicar este post a Israel Yáñez, un fenómeno y buen amigo que sin duda y al igual que el certero Búho Campestre, volará y alcanzará en su dilatada vida, todas las metas y objetivos que se proponga. Va por ti, fenómeno.












47 comentarios:

  1. Preciosas tomas bien acompañadas por un texto que destila pasión y admiración por las vaes y por la naturaleza.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Vicent, desde luego que mi amor hacia lo natural es incuestionable. Un abrazo.

      Eliminar
  2. ¡Esta entrada no me la esperaba! Más que nada porque no conozco muchos datos sobre la especie y no sé dónde se suele encontrar en nuestro país.
    Me ha encantado, sobre todo porque es un animal que aún no tengo el gusto de haber visto con mis ojos.
    Gracias por compartir esos momentos tan chulos, ¡saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un ave poco conocida, pero muy hermosa. me alegra haberte dado un poco de información sobre ella. Gracias Carlos, un fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. Jerooooo, Seguro que Israel estará secándose la baba, que bonito texto, sobre todo por que nos lleva al mes de Febrero, cuanto echo de menos esas mañanas de escarcha, me gustan las fotos muchísimo, como siempre mi amigo aportunista "acechando a su presa" para poder afotarla en las mejores condiciones.
    ABRAZOS FAMILIA, No queda nada.
    Lolo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias maquinón. Desde luego esas heladas nocturnas y apesar del frio, son una maravilla. No queda nada de nada. Abrazos para todos.

      Eliminar
  4. Jeroooo!!!
    Me ha encantado tu crónica. En combinación con las impresionantes imágenes que la acompañan, hacen de esta entrada un documento espectacular.
    Enhorabuena por las capturas, sin duda, a la altura de lo que me comentabas por teléfono.

    Un abrazo chaval!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias chulo, viniendo de ti son todo un honor para mi. Un fuerte abrazo a todos y nos vemos muy pronto.....

      Eliminar
  5. Estupendas fotos y gran relato se siente uno trasportado a las frías mañanas de invierno. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo, esa era mi intención la de transportaros en el tiempo y evadiros por unos instantes del mundanal ruido. un abrazo.

      Eliminar
  6. Fantasticas imágenes Jerónimo.. Otra belleza más de nuestros campos.. Enhorabuena por las fotos.. Son preciosas.. Un cordial saludo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias amiga Ana, desde luego otro de los tesoros de nuestra fauna ornítica. Saludos amiga mia.

      Eliminar
  7. ¿y me alagas por mi Imperial?
    El colorido ,la nitidez ,la luz que tienen estas tres tomas dan vida y alegría a tus fotos.
    Gracias por tus comentarios pero estoy aun lejos de tí.MuchaS GRACIAS jERO.
    Preciosas fotos repito.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me ratifico en mi comentario, la Imperial es sencillamente genial y no te creas que estas muy lejos de mi, yo diría que me superas. Un fuerte abrazo Gil y muchas gracias por pasarte.

      Eliminar
  8. Preciosas fotos una vez mas de nuestra siempre espectaculares rapaces,enhorabuena por la entrada y por las fotos.Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Isidro, siempre es un placer verte por aquí. saludos.

      Eliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Jero, perdona por el comentario anterior,te lo he hecho,sin darme cuenta, con otra cuenta que había abierta en el ordenador.
    Que pasada la serie de rapaces que nos estás regalando en estas ultimas entradas.
    Estás que te sales tío...!!!!!.Gracias por compartirlo con nosotros.
    Un abrazuu!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Xurde me alegro de verdad que os gusten. Un saludo y cuidate amigo mio. Un abrazuu

      Eliminar
  11. Buaaaaaaaaaaaaaahhh!!! Uffffffffffffffff!!!! Peazo de mamomazo que estás hecho hermano!!
    Hoy vengo tenso, el trabajo me tiene ... pero me he puesto a leerte y el calor que he pasado hoy se ha convertido en frío, en ese frío que pasamos este invierno por las lagunas de la Albuera y sus llanos. Leyendo he visto las bandadas de patos cuchara, las escuadras de grullas. Leyéndote he pisado la hierba helada que fotografié este invierno en el terruño, he visto esa fuente de vida que ahora está muerta. Tus letras la han resucitado, la han llenado de agua, de luz, de sonidos, de vida.
    Las fotos son increíbles, esa cara, esas plumas, esos ojos, sobre todo esos ojos que se clavan.
    Isra debe estar muy orgulloso de tí, ¡menudo regalo! Se la merece y tienes razón cuando dices que conseguira todas las metas que se proponga. Tanto el como Darío son la esperanza para el futuro, si muchos jóvenes fuesen como ellos este mundo cambiaría seguro.
    Un fuerte abrazo hermano, has vuelto a sorprenderme. Cad vez me sorprendes mas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras hermano. Tu comentario me emociona, que me digas que consigo evadirte aunque solo sea unos instantes de la rutina y la monotonía del día a día de una gran ciudad, para mi es el mayor de los alagos, y me doy cuenta de que estoy haciendo medianamente bien mi trabajo. saludos hermano, besos a las niñas y nos vemos YA!!.

      Eliminar
  12. Hola Jerónimo.
    Magnifica entrada, con unas fotos fantásticas y un comentario excepcional, parece que estaba allí contigo.
    Buen trabajo.
    Un abrazo desde Doña Mencía.
    P.D. Yo tambien tengo una entrada de un Buho campestre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias José pero tu no te quedas atras peazo serie la del Martín te ha quedado espectacular. saludos.

      Eliminar
  13. Hola Jero,

    está claro que consigues "tele-transportarnos" al campo contigo en esos momentos.
    me encanta esta entrada y las fotos.
    gran trabajo.
    enhorabuena.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Javi desde luego es para mi todo un placer leeros decir eso. Un saludo amigo mio.

      Eliminar
  14. A ver cómo empiezo...

    No sé describir con palabras lo que siento, estoy como en la última foto. Muchísimas gracias por dedicarme esta entrada, un poco me siento como tu búho, más campestre que real.

    Las fotos son maravillosas y me encanta este formato, que vayan acompañadas por tus letras, describiendo la escena, la vida de cada ave que fotografías y toda tu sabiduría.

    Ojalá tengas razón y pueda conseguir todas mis metas, ahora me parecen estar lejísimos pero es algo que no me quita el sueño pues para mí, ya he conseguido mi objetivo, un regalo el haber conocido a gente como tú, como Silvia y Ramón, y como Lolo por supuesto. El poder salir a la naturaleza y afotar seres vivos en su medio natural es algo que llena mucho y muy gratificante, y seguro que poco a poco iremos mejorando el ámbito estrictamente fotográfico.

    Ahora ando algo liadillo con otras cosas y no tengo todo el tiempo que quisiera para salir al campo, y aunque a veces me vuelva con la tarjeta vacía y no tenga nada para mi blog, el estar uno mismo con la naturaleza ya es algo indescriptible por muy simple que parezca.

    Un fuerte abrazo maestro y gracias otra vez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Isra, fenómeno, cuantas y cuantas veces me he venido yo con la tarjeta vacía, cuantas veces me he pasado horas y horas en el hide para venirme con las manos vacías, cuantas veces he tenido hay la foto de mi vida y no he podido hacerla. sin embargo, cuantas veces he salido al campo, cuantas veces he observado a sus criaturas, cuantas veces me he pasado horas viendo a las grullas viajeras, a las escuadras de patos, a los infatigables límicolas que en sus pasos de primavera o de otoño recalan en los campos del Terruño, a los alcaravanes correteando por el páramo, a los alaudidos con sus frescas melodías invernales, a las perdices despertando al monte con su característicos reclamos, a los policromados abejarucos en sus idas y venidas a los taludes, al pueblo de los buitres recorriendo el cielo llenos de vida y buscando, sin embargo, muerte, y tantas y tantas cosas que podría pasar horas contandote. Y esto amigo mio al final es lo que nos queda más haya de las fotos esta nuestras propias vivencias, que desde luego a mi me han aportado sabiduría natural y me han transmitido paz y serenidad, y creo que me han hecho un poquito mejor persona. Y todo esto aderezado con la experiencia única e inborrable de haber podido conocer a personas como tu. Un saludo ecológico fenómeno.

      Eliminar
  15. Hola Jerome~these are incredible photos, as always! Enjoy your time with this owl! Cheers.

    ResponderEliminar
  16. Hola Jerónimo. Excelentes tomas. Me imagino todas las horas de trabajo y de pasión que hay detrás de todas estas fotos de rapaces nocturnas. Es un mundo inaccesible para muchos que nos haces llegar con gran calidad y con el que disfrutamos. Un abrazu¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Pablo, intento hacer lo que puedo. Un abrazo amigo.

      Eliminar
  17. Menuda sesiones de nocturnas, real,lechuza,carabo...ahora campestre! Desde luego un lujo poder ver tan de cerca estas joyas!
    Menudo merito conseguir estas aproximaciones, parecesel encantador de Buhos, para cuando veo uno!
    Ya te vas a tener que mover del Terruño si quires poner otra especie! je,je
    Saludos camperos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Campero, es cierto termine con las nocturnas del terruño. Pero no ha estado mal, creo yo.

      Eliminar
  18. Hola Jerónimo menudo fotón de la Campestre una especie que por aqui se ven muy pocas y dificiles de localizar.Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Antonio, por aquí si que se ven más amenudo. Un abrazo.

      Eliminar
  19. magnifica serie que bien lo has pillado un saludo

    ResponderEliminar
  20. Impresionante Jeró, impresionante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Amador. Un abrazo amigo mio.

      Eliminar
  21. Que preciosidad, con tus fotos se aprecian muy bien las características de estas rapaces, que por otro lado, tienes controladas perfectamente y como dice Javier, con tus comentarios nos acercas a ese escenario natural. UN SALUDO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo Antonio. El escenario natural del que hablo es vital para poder seguir disfrutando de estas maravillas aladas. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  22. Bueno, pues esto no hace mas que corroborar lo que te dije en el ultimo comentario. Buen trabajo! Saludos.

    ResponderEliminar
  23. espectaculares imagenes
    me quedo sin duda con la ultima
    que preciosa mirada
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ángeles, desde luego que es cautivadora, una maravilla. Besos.

      Eliminar
  24. Como siempre , preciosas las fotos y el buho .Las tres estan pero que muy bien .
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ángel, ya queda menos para conocernos. Un fuerte abrazo amigo mio.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...